¡Síguenos!
Title Image

Blog

El agujero negro de nuestra galaxia es selectivo en su dieta

  |   Noticias

agujero-negro-sagitario-a--644x362

Interpretación artística que muestra el ambiente alrededor de Sagitario A*. El disco rojo representa el gas caliente capturado por el agujero negro y está siento arrastrado hacia el interior.

En el centro de nuestra galaxia, a 26.000 años luz de la Tierra, se encuentra un gigantesco agujero negro cuya masa es 4 millones de veces mayor que la del Sol. Se denomina Sagitario A*. En teoría, estos pozos cósmicos devoran todo lo que se encuentra alrededor, pero astrónomos de la NASA comprobaron a través del observatorio de rayos X Chandra que el nuestro se empeña tercamente en mantenerse a dieta.

Los investigadores, que publicaron su estudio en la revista Science, observaron que el gas cerca del agujero negro probablemente proviene de los vientos producidos por un conjunto de estrellas jóvenes y masivas distribuidas en forma de disco. Sagitario A* captura ese gas caliente expulsado por las estrellas cercanas y lo dirige hacia su horizonte de sucesos, una “frontera” que supone un auténtico punto de no retorno para cualquier materia o radiación que se atreva a cruzarlo.

Pero para sumergirse en ese último sumidero, el material capturado por un agujero negro debe perder calor e ímpetu. La expulsión de la materia permite que esto ocurra. Sin embargo, según los investigadores, solo una pequeña cantidad de ese material alcanza el agujero. “Contrariamente a lo que la gente cree, los agujeros negros no devoran todo lo que se atraen hacia ellos. Aparentemente, Sagitario A* está encontrando muchas dificultades para tragarse su comida”, dice Feng Yuan, del Observatorio Astronómico de Shanghai en China y coautor del estudio.

Si deseas leer el contenido original puedes ingresar a ABC.es