¡Síguenos!
Title Image

Blog

Sonda Vogayer 1 se dirige a las estrellas

  |   Noticias

(Agencias) Hace 35 años, la sonda espacial Voyager 1 y su gemela Voyager 2 de la NASA iniciaron un viaje a Urano y Neptuno como parte del trayecto más largo jamás realizado por alguna sonda o nave espacial de la agencia.

“Los resultados de Voyager convirtieron a Júpiter y a Saturno en mundos completamente tumultuosos, a sus lunes de puntos casi invisibles en lugares totalmente distinguibles, y nos dieron la primera muestra de Urano y Neptuno más de cerca,” indicó la NASA en un comunicado.

El pasado 13 de agosto, el Voyager 2, sonda que partiera el 5 de septiembre de 1977, 16 días antes que su gemela la Voyager 1, se convirtió en la sonda que ha operado durante más tiempo en el espacio sobrepasando al Pioneer 6, el cual fue lanzado el 16 de diciembre de 1965 y que envió su última señal de vuelta a la NASA el 8 de diciembre del año 2000, concluyendo con 12 mil 758 días de operación.

Los científicos se encuentran en este momento ansiosos por que ambas sondas ingresen al espacio interestelar y han visto que el ritmo de cambio del entorno que rodea a la sonda Voyager 1 durante su viaje, ha comenzado a incrementarse indicando que se encuentra por entrar a un mundo totalmente desconocido.

“La sonda Voyager 2 se encuentra a 15 mil millones de kilómetros del sol, dirigiéndose hacia el sur, mientras que el Voyager 1 se encuentra a 18 mil millones de kilómetros del sol, en dirección norte,” agregó. “Durante los últimos 5 años, ambas sondas han estado explorando la capa externa de la heliósfera, la burbuja gigante cargada de partículas que el sol emite a su alrededor y que extiende por todo el sistema solar.”

La NASA estima que ambas sondas cuentan con la suficiente energía eléctrica como para operar hasta el año 2020, y con mucha suerte hasta el 2025. Al mismo tiempo, los científicos desconocen cuánto tiempo más les podría tomar a las sondas llegar al espacio interestelar aunque se encuentran positivos de que no será mucho.

Entre los hallazgos más sobresalientes de la sonda Voyager 2 se encuentran el flujo a chorro con forma hexagonal hallado en la región polar de Saturno, los polos magnéticos de Urano y Neptuno y los géiseres en la luna congelada de Neptuno llamada Tritón.

Por su parte, el Voyager 1 logró arribar a Júpiter y a Saturno antes que el Voyager 2, fue el primero en avistar los volcanes de la luna de Júpiter denominada Io, así como la naturaleza extraña del anillo más externo y más importante de Saturno y la profunda atmósfera de la luna de Saturno llamada Titán.

Entre las imágenes más recientes, el Voyager 1 cuenta con un retrato de “familia” del sistema solar completo donde la Tierra se observa como un punto azul pálido.

Cabe destacar que al igual que en sus predecesores las sondas Pioneer 10 y 11, las sondas Voyager fueron equipadas con una especie de cápsula del tiempo con el fin de comunicar la historia de la humanidad a cualquier inteligencia extraterrestre que se encuentre con las sondas.

El mensaje descrito viaja grabado en un disco de cobre bañado en oro de 12 pulgadas de diámetro conocido como fonograma que contiene sonidos e imágenes seleccionadas que retratan la diversidad de la vida y la cultura en la Tierra.

La selección de las imágenes y sonidos corrió a cargo del presidente Carter de los Estados Unidos y el secretario general Waldheim de las Naciones Unidas, así como por el Dr. Carl Sagan.

“La grabación se encuentra decodificada en una forma análoga. El contenido fue creado para ser reproducido a 16-2/3 revoluciones por minuto y contiene un saludo en Acadio, lengua hablada por los Sumerios hace 6 mil años atrás y termina con el dialecto chino moderno conocido como Wu,” explica el comunicado.

“Cada grabación se encuentra empaquetada dentro de una chaqueta de aluminio protectora junto con un cartucho y una aguja, así como instrucciones en un lenguaje simbólico que explican el origen de la sonda y cómo es que se debe reproducir su contenido,” continúa.

“La sonda será encontrada y el contenido revelado únicamente por civilizaciones en el espacio lejano inteligentes y avanzadas. Lanzar esta botella en el océano cósmico dice mucho y algo muy esperanzador sobre la vida de este planeta,” dijo Carl Sagan al momento que fuera lanzada la sonda en 1977.

Más información en el sitio de Voyager